El Ajal-teké y el Trakehner

 

La influencia del argamak sobre el trakehner comienza con el caballo Turkmen Atti , semental  que fue intesamente utilizado en Alemania para desarrollar la raza Trakehner.

 

 Turkmen Atti fue regalado a Catalina la Grande. Algún tiempo después, aparece en Viena. Se  le  toma por un árabe, aunque nadie puede determinar con exactitud de que raza se trata. Es  necesario llamar al experto de Berlín Prof. Neuman, quién simplemente dirá que el caballo no  puede ser un árabe, teniendo en cuenta su gran talla y el brillo metálico de su pelaje.

 

 Sólo algún tiempo después un visitante turco lo identificará en una exhibición como un caballo  turcomano.

 

 Tras los buenos resultados de Turkmen Atti, K. Amman, encargado de las yeguadas de  trakehner, recomendaba en 1834 el servicio de sementales turcomanos para la mejora del  caballo de deporte europeo.

 

 Hoy día los trakehner son cruzados con frecuencia con Ajal tekés para producir caballos de  deporte de calidad. Esta práctica se va extendiendo poco a poco al Oeste.

 

 

  

Turkmen Atti

info@akhalteke.es